El Cantar de Mio Cid, el gran poema épico castellano

Una de las obras clásicas de la literatura europea y el mayor de los cantares de gesta españoles tiene como protagonista principal a nuestro héroe legendario. No es otro que el Cantar de Mio Cid.
El Cantar de Mio Cid, también conocido como Poema del Cid, constituye la primera gran obra poética de la literatura española y es el único cantar épico que se ha conseguido conservar prácticamente por completo. Esta pieza, cumbre de la literatura épica medieval castellana, relata las hazañas heroicas inspiradas en los últimos años de vida de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador.
Existen numerosas teorías sobre su autoría y fecha de composición, sin embargo, diversos especialistas han presentado numerosas hipótesis sobre los orígenes de la obra. La que más fuerza toma es la que considera el manuscrito como un cantar de gesta anónimo fechado alrededor del año 1200 y copiado en siglo XIV por Per Abbat.
Otro aspecto que se discute es el de sus orígenes. El poema, en su forma escrita, parece estar basado en tradiciones orales anteriores, según diferentes conocedores de la materia, además de cuestionarse si la crónica biográfica más antigua del Cid, la obra Historia Roderici, también sirvió de inspiración.
Pero no son solo estos elementos los que lo hacen único. El Cantar está escrito en versos anisosilábicos, divididos en dos hemistiquios, que se unen en series de símil rima asonante, además, destaca la utilización de determinadas frases hechas para referirse al Cid, en diversas ocasiones, se refiere como ‘el bueno de Vivar’, o ‘el que en buena hora nació’, entre otros.
Dos temas y tres cantares
Tal y como adelantamos, el Cantar relata las hazañas heroicas inspiradas en los últimos años de vida del Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador.
Cuando señalamos heroicas queremos hacer especial hincapié en que se trata de una obra literaria, no de un documento histórico y no podemos tomarlo como tal, ya que durante todo el relato se combinan elementos reales y ficticios.
Prueba de ello son, entre otros múltiples factores, los nombres que reciben las hijas de nuestro héroe legendario, conocidas en este poema épico como Elvira y Sol, cuando en realidad son Cristina y María, tal y como recoge la Real Academia de la Historia.
De las hijas del Cid Campeador también trata el Cantar, el cual está dividido en tres partes:
El Cantar del Destierro
El primero narra las aventuras de nuestro héroe legendario desde el momento en el que el Rey Alfonso VI de Castilla lo exilia. Relata la despedida de su esposa, Jimena, y sus dos hijas, Elvira y Sol; a las que encomienda al abad del Monasterio de San Pedro de Cardeña. Así mismo, se hace eco de sus primeras hazañas frente a las poblaciones musulmanas.
El Cantar de las Bodas
Esta segunda parte se centra en las hijas del Cid y su enlace con los infantes de Carrión, sin olvidar la conquista de Valencia y la reconciliación con el Rey Alfonso VI de Castilla gracias a esta batalla.
El Cantar de la Afrenta de Corpes
El tercer y último cantar se hace eco de la afrenta de los infantes de Carrión a las hijas del Cid y la subsanación de esta.
Nuestro héroe legendario reta a los infantes a un duelo en el que quedan deshonrados. El Cid, consigue la nulidad matrimonial de estos matrimonios y, finalmente, Elvira y Sol contraen matrimonio con los infantes de Aragón y de Navarra, respectivamente.
El Cantar de Mio Cid en la Biblioteca Nacional
El manuscrito del Poema del Cid, al igual que nuestro héroe legendario, ha vivido numerosas aventuras.
En la actualidad, y desde diciembre de 1960, el Cantar se ha conservado recogido en un único códice, el Códice de Vivar, en la Biblioteca Nacional de España, donde también podemos encontrarlo en versión digitalizada, pero no ha estado siempre ahí.
Según fuentes oficiales de la propia Biblioteca Nacional, en el siglo XVI el manuscrito se encontraba en el Archivo del Concejo de Vivar y, posteriormente, en el convento de monjas del mismo pueblo de donde salió para su edición. Tras unas cuantas idas y venidas, finalmente fue donado a esta entidad por la Fundación Juan March.
Esta obra consta de un total de 74 hojas de pergamino de las que únicamente faltan 3. En muchas de ellas podemos observar manchas ocasionadas por los diferentes productos químicos utilizados fruto de los tratamientos a los que ha sido sometido, entre otros, para poder leer el texto con claridad. Sin embargo, y a pesar de esto, casi todo el texto es legible y su conservación es magnífica.
Lectura del Cantar en el Festival Burgos Cidiano
Durante la celebración del festival histórico cultural más importante de España sobre la figura del Cid, y como se viene haciendo desde hace unos años en este evento cidiano, se realiza la lectura de este épico cantar de gesta.
Diferentes han sido las ubicaciones de esta actividad a lo largo del tiempo, sin embargo, en esta última edición y, en colaboración con la Hermandad de Caballeros Hijosdalgo de río Ubierna e Infanzones de Vivar del Cid, la lectura se realizó en el Salón del Trono del Palacio de Capitanía Militar.
Sin duda, una de las actividades con más repercusión y es que, a pesar de contar con aforo completo, en continuo movimiento, se establecieron colas de espera para leer y escuchar las aventuras del Cid.
¡Nadie quiere perderse las hazañas de nuestro héroe legendario!

Síguenos

Contacta con nosotros

Estamos aquí para ayudarte, ¡Háblanos!

Contacta con nosotros

Estamos aquí para ayudarte, ¡Háblanos!